Implantes dentales: Cuidado y mantenimiento

implantes dentalesLos implantes dentales son estructuras artificiales con forma de tornillo, fabricadas en titanio y que se insertan directamente en los huesos maxilares.

Sobre estos implantes se crea después la prótesis dental más apropiada a cada necesidad; porque nunca debemos olvidar que el objetivo de la implantología dental no es fijar implantes dentales, sino reponer dientes perdidos.

Cuando nos sometemos a un tratamiento de implantes dentales, se nos presentan 3 fases importantes.

La fase post-quirúrgica, es la fase inmediata a la colocación del implante.

El paciente puede tener hinchazón, dolor, adormecimiento parcial, sangrado e infecciones. Todos estos síntomas, son normales en cualquier cirugía, por lo que no debe asustarte, ya que son fácilmente controlables.

Tenemos que cuidar mucho esta fase post-quirúrgica, porque de ella depende del éxito o fracaso de los implantes dentales.

En la fase de integración tenemos que tener muy presente dos posibles complicaciones que se nos pueden presentar: el rechazo al implante dental y la exposición visual de la zona quirúrgica.

Nunca tendremos el rechazo del implante debido a que el material utilizado, el Titanio, tiene una gran capacidad de integración en nuestros sistema óseo. Sin embargo, sí que puede ser una causa de pérdida del implante, la nicotina, pues limita la cantidad de sangre que va al lugar de la cirugía afectando directamente el proceso de cicatrización y al proceso de óseo-integración.

Cuando se nos presenten complicaciones del tipo que se pueda ver la parte superior del implante dental a través de la encía, es altamente recomendable que se visite al médico inmediatamente.

La fase post-protésica, es la fase posterior a la puesta de la corona o diente sustituto. Esta fase es la más larga y depende de nosotros que pueda durar toda la vida.

Es importante:

  • El cuidado regular de la higiene buco-dental (general y específica para los implantes)
  • Revisiones regulares adecuada a cada caso para realizar limpiezas o tratamientos periodontales
  • Revisión de las prótesis
  • Y en muchas ocasiones prescribir férulas de descarga

Como se puede observar, no existe nada del otro mundo en el cuidado de un implante dental, sólo beneficios, si no te has decidido en realizarte este tipo de tratamiento, ¿a qué esperas?

Deja un comentario