Férulas de descarga

ferulas para bruxismo

El problema comunmente conocido como el “rechinamiento de dientes” afecta a entre un 10% y un 20% de la población. Técnicamente es conocido como bruxismo y se puede producir nocturna o diurnamente.

Si se trata de un problema nocturno normalmente nos costará bastante detectar el problema puesto que lo haremos de forma involuntaria y habitualmente será nuestro compañero en la cama si le molesta el ruido o el propio dentista el que nos alertará si ve deterioros en el esmalte dental.

Estas férulas deben estar construidas ortopédicamente por un protésico dental especializado y tienen la finalidad de colocar la mandíbula en el sitio correcto para que no exista oclusión entre los dientes; esto es, que no se produzca colisión indebida de los dientes en estado de reposo.

Este problema de bruxismo o rechinamiento de dientes afectará siempre de alguna manera a la musculatura facial, a los propios dientes, a las articulaciones mandibulares y al periodonto (las encías). Lo normal es que afecte sobre todo a uno de los elementos en concreto en su mayoría, aunque siempre desgastará en menor medida al resto.

La férula está fabricada en materiales plásticos y resinas acrílicas y siempre suelen ser blandos para así relajar la tensión muscular que produce el bruxismo.

Los pacientes que tengan actualmente una ortodoncia no podrán disponer de estos dispositivos puesto que son incompatibles, pero de todas maneras hay estudios que dicen que en los periodos en los que se tiene una ortodoncia colocada, el bruxismo disminuye muy considerablemente.

Deja un comentario